Los primeros pasos: la importancia del cómo

Cuando un bebé nace y se le pone sobre el vientre/torso de su madre es capaz de reptar por sí solx y engancharse al pecho. A esto se le llama agarre espontáneo, hay numerosos videos en Youtube y es algo asombroso. Para mí es el ejemplo de que los bebés son seres capaces, competentes y cuyo desarrollo, si se permite, está guiado por una fuerte motivación interna.

agarre ok

Agarre Espontáneo en Recién Nacido

Si un ser que acaba de sufrir un profundo trauma, pasando mediante el mismo de un ambiente cálido, silencioso, oscuro y húmedo a uno generalmente ruidoso, luminoso, frío, seco etc, es capaz de reptar en busca de alimento, si de él o ella puede salir semejante acto de voluntad… no merecen toda nuestra confianza en sus capacidades?

 

Lo normal en la sociedad en la que vivimos la mayoría de las que estamos leyendo este texto es que a un bebé se le incorpore con cojines, se le siente en sillas o hamacas no horizontales, se le ponga boca abajo antes de que el o ella lo haga por sí mismx, con la intención de que fortalezca la espalda, se le siente a antes de que su musculatura esté preparada, se le ejercite de mil maneras, se le sujete en posición vertical mucho antes de que ellos adopten dicha posición etc etc etc

 

Lo normal es que el adulto intervenga constantemente en el desarrollo infantil, porque tenemos tremendamente arraigada la idea de que necesitan entrenamiento, práctica, ayuda, estimulación, que se les incite… A parte del hecho de que hacemos lo que hemos vivido en nuestra infancia, lo que vemos a nuestro alrededor etc, pensemos por un instante que hay detrás de todas estas acciones:

¿No confiamos en ellxs?

¿Tenemos prisa por llegar a la siguiente etapa?

¿Quizás comparamos con otros bebés?

¿Tenemos miedo a que su desarrollo no siga el ritmo adecuado?

Monika Rams

Monika Rams

Hay una etapa que es la “última” en el movimiento, o por lo menos así la perciben las familias. No se si definirla como la más deseada, la que más expectación crea…. Andar

Desde el Movimiento Libre la bipedestación no es lo más importante, si no el modo en que se llega a cada uno de los movimientos o posturas, incluida esta. Por ejemplo: la posición recostadx de lado, que no aparece en ninguna guía de desarrollo infantil es igual de importante que la de sentado.

El desarrollo psicomotor no es algo que incumbe sólo a órganos o sistemas, sino un proceso emocional que va a ser de suma importancia en la construcción del YO de ese bebé.

Es muy común, al hablar de los primeros pasos oír a las familias hablar de que le dan la mano porque “les falta un empujoncito”, “ya podrían pero no se atreven y así se sienten más segurxs”, “me la piden….”

Volviendo a lo que comentaba al principio, vamos a preguntarnos

¿Temo que sin mi ayuda no ande o que tarde mucho en andar?

¿Quizás es más cómodo para mi andar así?

¿O me ilusiona verlo dar sus primeros pasos?

¿Creo que eso le produce felicidad?

¿Puede ser que quiera que sea “autónomo” cuanto antes por alguna causa?

¿Creo que si no lo hago piense que no le estoy cuidando, que lx dejo solx?

Si os fijais no hablo de “quiere que le de la mano” o “quiere andar”. No pongo el foco en el niño o la niña. Miremos al adulto que acompaña.

¿Porqué le damos nosotros la mano? No pregunto por qué creemos que la necesita. Hurgando en las razones, siempre ha habido una interpretación, miedo, necesidad o deseo adulto, más o menos consciente (a veces totalmente inconsciente)  detrás de esa primera vez que se ha dado la mano. El niño o la niña no desea lo que no conoce.

baby-cactus-child-69100.jpg

Josh Willink

Hablar sobre cómo llega un bebé a andar de forma autómona sería, como ya he comentado,  hablar sobre todo el desarrollo psicomotor, a nivel físico y emocional, y no es mi intención.

 

 

 

 

 

 

 

Lo que me gustaría es poder transmitir lo que suponen a nivel emocional los primeros pasos: 

Una preparación a nivel muscular y del sistema óseo óptima

Para ello no son necesarios ejercicios. No debemos entrenarle si no permitirle ser, moverse, explorar. Darle tiempo en un entorno de calidad.  Cada cosa que hace el bebé tiene un fin, y le lleva al siguiente paso. Fijaros: Un bebé que no se desplaza, se mueve. Sus brazos, piernas, cabeza y tronco no paran de moverse. Todo ser humano quiere aprender, evolucionar, y ese es el motor del desarrollo.

El momento de andar llegará cuando su musculatura  y articulaciones tengan la fuerza y flexibilidad adecuadas.

Un gran conocimento del propio cuerpo y del mismo en relación con el espacio

Todas las fases anteriores permiten al niñx entender cómo funciona su cuerpo en el espacio. Distancia, peso, altura, profundidad… son algunos de los conceptos que interiorizan desde que empiezan a girarse hasta que se ponen de pie, si les permitimos que lo hagan de forma autónoma

Una gran confianza en sí mismxs.

En relación al punto anterior, al interiorizar todos estos conceptos fìsicos, adquieren la capacidad de saber medir sus límites, crear proyectos, fijarse metas…. ¿Puedo bajar este escalón?, ¿Es demasiado alto?, ¿El suelo de abajo es duro?, ¿Cómo puedo hacerlo?, ¿Hay otro modo?…

Un niño o niña con esta confianza tiene a la vez un gran sentido de la prudencia: no confundir con miedo. Querrá explorar sus límites, pero de una forma segura y controlada.

Una gran fuerza de voluntad.

Una vez más, el punto anterior nos lleva a este. Muchas familias hablan de que el bebé da sus primeros pasos cuando en realidad lo que hace es desplazarse lateralmente sujeto a un mueble, por ejemplo. Desde este punto a que realmente inicien la marcha puede pasar bastante tiempo. Pensar un momento en la diferencia a nivel de “entrega” de ambas situaciones:

Al andar lateralmente sujeto a algo el pie se desplaza en la línea horizontal, hacia izquierda o derecha, se apoya el peso, y el eje del cuerpo descansa entre ambos pies, para finalmente desplazar el segundo pie hasta que se junta con el primero.

Al andar hacia adelante, sin sujetarte a nada, primero necesitas tener un equilibrio enorme. De hecho, la forma natural de empezar a andar si no hubiera intervención sería sin tener que soltarse de nada.

El niño o la niña primero practican el agacharse y levantarse sin agarrarse a ningún objeto o persona. Esto les proporciona equilibrio y trabajan toda la musculatura abdominal, de suelo pélvico y piernas. Una vez se sienten seguros, avanzan.

Klara Pap en "Moverse en Libertad"

Klara Pap en “Moverse en Libertad”

De hecho Pikler contempla como una fase más en el desarrollo motor sano el andar de rodillas. Si lo pensáis es una postura que permite alcanzar la verticalidad de parte del cuerpo pero aún con bastante apoyo (de rodillas hacia abajo) con lo cual tiene todo el sentido que sea una opción antes de aventurarse a la verticalidad total, donde el apoyo es mínimo (las plantas de los pies)

Klara Pap en "Moverse en Libertad"

Klara Pap en “Moverse en Libertad”

Perdón, volvamos al acto del desplazarse hacia adelante. La entrega y confianza necesarias para dar ese primer paso son inmensas, porque sales del eje vertical , todo el peso de tu cuerpo durante un momento está cambiando de un pie a otro.

El autoestima, voluntad y confianza necesarios para ello son enormes, y reside en ellxs. Esos si son SUS primeros pasos. Es su momento, sea cuando sea, y de el/ella parte el deseo y decisión de hacerlo.

Normalmente, con toda la buena intención, interpretamos  que necesitan una motivación, un “empujoncito”, o confianza externas, sustituyendo su fuego o motivación internos. En el desarrollo motor debemos acompañar, observar y confiar, pero una seguridad dada desde fuera será como una ilusión y les conducirá a una falsa sensación de autonomía.

¿Dónde queremos que busque seguridad y motivación nuestros hijos cuando sean adultos?

Os voy a dejar con un magnífico artículo que habla más en profundidad sobre el dar la mano y qué hacer si ya lo hemos hecho

https://tetaaporter.com/2015/11/24/me-tiende-la-mano-que-hago/

 

Adela Sánchez

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s